sábado, 6 de junio de 2015

MOMENTOS INERTES



Cuando la imperfección es un regalo
y una tenue brisa de verano,
piropea tus andares.

Cuando una amaestrada voz,
susurra y desmonta ideales.

Cuando un beso lejano,
te coge de la mano
y pasea por tu ropa.

Cuando un gato maúlla en la calle,
un hombre grita de alegría,
y  un niño pasea descalzo.

Cuando el amor,
visita tu puerta,
apaga la luz,
tararea tus canciones,
aparta el pelo de tu cara,
descubriendo la luz de tus ojos.

Cuando un ángel paladea,
surcando tu alma,
llamando amor,
a una vida entera.