sábado, 27 de junio de 2015

INTERROGACIONES



Por qué mi corazón no puede albergar esperanza?
Por qué mis alas ya no pueden volar?
Por qué ya no presiono mi intelecto?
Por qué mi corazón no puede amar?
Por qué ya mis ojos no pueden llorar?

Hoy navegué por el río de la vida,
pero mis remos cayeron al agua,
camino en una tediosa deriva,
cuantos hombres buenos,
cuantas perdidas  esperanzas.

Hoy tomé un rumbo incierto,
en el paraíso de la vida,
mis pasos me llevaran por la sombra,
la sombra de un largo camino,
la sombra de una terrible necedad.

Hoy encontré la paz,
hoy encontré la siembra,
del fruto del destino,
de un futuro sin miedo,
de una no desdicha,
de unas increíbles ganas de vivir.