lunes, 2 de mayo de 2016

ALMA EN LA ROPA

Alma en la ropa
y en la mano la copa,
camino por tierras negras
y maldigo los vientos eternos.

Soy vinagre, soy velero
y entre tanto miedo intento triunfar
triunfador de saco roto
y dueño de un perro rosa.

Busco en el bolsillo
enciendo un cigarrillo
y apago mis sonrisas.

En un domingo cualquiera escribo
y en la demencia de mis horas
suelo bostezar.

Cuanta gente y pocas rosas
lloro aveces y pesco
en estanques atrapados
en estadios vacios.

Oigo una trompeta tocar
un portazo, una loca
y ya sin tinta
intento borrar.