sábado, 23 de mayo de 2015

MIRADAS FUGACES

Y mirandote a los ojos en un espejo te das cuenta, que eres parte de un relato, escrito cada día, que solo tu puedes escribirlo, que las paginas pasadas ya no se pueden rescribir, que los buenos y los malos momentos, son antiguas hojas, polvorientas y aburridas, que por mucho que quieras, tu vida no es mas que las ganas de querer avanzar, de cambias las letras en vivencias, las lagrimas por pasiones, los malos momentos por sonrisas. Coger una vez mas tu viejo lapiz y dibujar una puerta, una via de escape muy lejos de los recuerdos tristes, muy lejos de aquel viejo pasado y alli delante del espejo, dejas de pensar y te das cuenta que estabas soñando despierto.