sábado, 17 de enero de 2015

CUANDO YO MUERA



Cuando yo muera,
no llorara nadie,
se llenaran los suelos de hipocresía,
y las plañideras buscaran refugio,
en otros lugares,
en otras personas que mueran,
en otras tristezas ajenas.

Cuando yo muera,
el sol saldrá con fuerza,
para secar mi corazón austero,
dejare al lado el miedo,
y daré paso a las tinieblas.

Y en mi lapida no pondrá nada,
pues nada tendrá que poner,
es un cementerio vacío,
sin rosas, sin lagrimas, sin gente.