sábado, 2 de agosto de 2014

PENSAMIENTOS



Cerró la caja que contenía sus pensamientos,
abrió la tapa de los recuerdos,
y sin miedo en ello,
comenzó a contar una historia.


Una historia de bravura,
unas palabras que le gustaba paladear.

Un poeta sin lápiz en sus manos,
un hombre y un papel.

Unas palabras sin camino,
un vagabundo sin destino
con una maleta cargada de esperanza,
una cabeza loca con ganas de inventar.